La lactancia materna debe iniciarse lo antes posible después del parto. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la ingurgitación mamaria o "subida de leche" no ocurre hasta 2-4 días posparto, que puede coincidir con una subida de temperatura corporal.

El calor local antes o durante las tomas puede ayudar a un buen vaciamiento mamario.

Adopte una postura cómoda para evitar dolores de espalda, tanto sea sentada como tumbada.

 

Qué comer

Si da el pecho, solo hay que comer algo más. Durante la lactancia, lo mismo que durante el embarazo, el metabolismo de la mujer cambia, y aprovecha mucho mejor la energía de los alimentos. Por ello la alimentación debe ser equilibrada, con alimentos saludables en la dieta.

Evite el alcohol y el tabaco todo lo que sea posible.

Beba agua y limite el consumo de cafeína. Si su bebé es sensible a algo que come o bebe, se dará cuenta ya que se mostrará irritado tras las tomas, llorando o durmiendo muy poco.

Algunos de los alimentos más problemáticos que pueden causar cólico son el brócoli, la col, las coles de Bruselas y la leche de vaca.

Muchos profesionales de la salud recomiendan continuar durante la lactancia con los suplementos prenatales, por lo menos por los primeros meses. Todo dependerá de sus necesidades específicas, por lo tanto, lo mejor es consultarlo con su médico durante la visita posparto.

 

 

quienes somos
preconcepcion embarazo lactancia dietas porque seidibion newsletter